El Padre Yermo tomó posesión del Templo del Calvario el 11 de abril de 1885 y en esta misma casa fundó la Congregación de Siervas del Sagrado Corazón de Jesús y de los Pobres el 13 de diciembre de ese mismo año iniciando la obra con 60 pobres y 4 jóvenes de nombre Clotilde Muñoz, Victoriana Gutiérrez, Fausta Ojeda y Gumersinda Pomposa Muñoz.